Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Me duele la rodilla, ¿Tiene solución?

Los principales problemas que se generan en la articulación de la rodilla están relacionados con la falta del cartílago que la reviste.

3 Noviembre 2011

La rodilla es una articulación parecida a una bisagra, formada por la unión de la parte distal del fémur (hueso del muslo), la parte proximal de la tibia (hueso de la pierna, debajo de la rodilla) y la rótula. La articulación de la rodilla está revestida de cartílago, que actúa de amortiguador, y protegida por los músculos y ligamentos que sirven de estabilizadores y permiten la movilidad y función de la articulación. Con el tiempo, el cartílago puede desgastarse, hasta que existe lo que el rozamiento entre el fémur y tibia (choque de hueso con hueso), apareciendo la artrosis que ocasiona deformidad, rigidez y dolor, con la consiguiente pérdida de función. Una prótesis de rodilla (articulación artificial) puede sustituir la articulación dolorida y restablecer su estabilidad y su movimiento.

Una rodilla sana

Una articulación de rodilla sana se mueve (flexión y extensión) con facilidad. El cartílago, un tejido liso, cubre los extremos del fémur y la tibia así como la parte inferior de la rótula. El cartílago sano absorbe la tensión y permite a los huesos deslizarse libremente uno sobre otro. El líquido articular lubrica las superficies del cartílago, facilitando aún más el movimiento.


Una rodilla enferma

Una rodilla enferma está dolorida o rígida. Puede estar hinchada o no. El cartílago se ha agrietado o desgastado por el uso, una inflamación o una lesión, traumatismos o enfermedades metabólicas o de otra naturaleza. Cuando está desgastado y áspero, el cartílago ya no permite que la articulación se deslice libremente, y la rodilla va perdiendo movilidad progresivamente. A medida que se desgasta más y más cartílago, los huesos expuestos empiezan a chocar o articular entre sí (roce hueso contra hueso). Cuando se dobla y extiende la rodilla el paciente sufre dolor. Con el tiempo, las superficies de los huesos también pueden volverse ásperas, el hueso se endurece para soportar el roce, se crean picos u osteofitos anormales, los episodios de inflamación provocan quistes en el hueso y el dolor y la función empeora.

La prótesis de rodilla

La prótesis permite que su rodilla vuelva a doblarse con facilidad. Los extremos ásperos del fémur y la tibia y la parte inferior de la rótula son reemplazados por componentes metálicos y de plástico de alta densidad. Con las nuevas superficies lisas, los huesos pueden volver a deslizarse libremente. A pesar de que tiene limitaciones, una prótesis de rodilla puede permitirle caminar y desplazarse con más comodidad, aliviar el dolor del paciente y recuperar un mayor nivel de actividad.
Para más información pincha en el archivo adjunto:

Rodilla enferma.
Rodilla sana.
 
Prótesis de rodilla.

Productos más vendidos en nuestra tienda

31,00€
   

CENTROS Me duele la rodilla, ¿Tiene solución?

NOTICIAS RELACIONADAS Me duele la rodilla, ¿Tiene solución?

Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales