Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Tratamientos

Los tratamientos más indicados para tu lesión, desde las terapias tradicionales hasta los tratamientos biológicos y de regeneración celular más novedosos.

Ondas de Choque

Las ondas de choque se emplean para tratar tendinitis y lesiones tendinosas mediante la aplicación focalizada de ultrasonidos

El tratamiento con Ondas de Choque son una terapia extracorporal que consiste en aplicar ultrasonidos de alta frecuencia en las lesiones mediante impactos electromecánicos o electrohidráulicos de alta energía provocando efectos mecánicos y biológicos. Gracias a esta terapia podemos reducir el dolor provocado por diversas lesiones y patologías.

Las ondas de choque se aplican desde hace años para romper los cálculos de riñón y actualmente se utiliza para el tratamiento de lesiones.

Las ondas de choque focalizadas precisan de ecografía para su aplicación puesto que es necesario determinar exactamente el foco de la lesión y se dirigen a la zona afectada, a diferencia de las ondas radiales que actúan de forma difusa.

Un equipo de ondas de choque consta de un generador, una almohadilla de acoplamiento que es la parte del equipo que se pone en contacto con el paciente mediante gel conductor, un localizador que normalmente es ecográfico aunque puede acoplarse un intensificador de Rx y un panel de control desde donde podemos variar la energía administrada así como el número, la frecuencia y la profundidad de los impactos. La aplicación requiere siempre de visión radioscópica o ecográfica con anestesia local para controlar el dolor, dependiendo del tipo de lesión y de la energía a tratar.

Las ondas de choque son un arma terapéutica útil para el tratamiento de las entesopatías y tendinitis, pseudoartrosis, necrosis avasculares, osteocondritis y quiste óseo solitario, pudiendo evitar una intervención quirúrgica y sus posibles complicaciones. Las lesiones que pueden tratarse con ondas de choque son:

- Epicondilitis
- Tendinitis de manguito de rotadores
- Tendinitis rotuliana
- Epitrocleitis
- Fascitis plantar
- Pubalgia
- Tendinitis aquilea
- Tenosinovitis de Quervain
- Bursitis trocanterea
- Tendinitis anserina
- Tendinitis tricipital
- Retardo de consolidación de fractura
- Tendinitis de peroneos
- Tendinitis de glúteo medio
- Tendinitis de bíceps crural
- entre otras...

   


Aunque en la primera aplicación se puede apreciar un efecto analgésico, no es hasta la tercera sesión cuando puede aparecer una considerable mejoría de la lesión y reducción del dolor.
Pese a que es un tratamiento recomendado para multitud de lesiones, hay que tener en cuenta una serie de contraindicaciones. De ese modo no podrá usar el tratamiento si:

- Dispone de marcapasos.
- Está embarazada.
- Sufre de una infección.
- Tiene un tumor en la zona.
- Tiene problemas de coagulación o toma anticoagulantes.

Entre sus múltiples efectos destaca:
- Efecto analgésico, reduce el dolor.
- Elimina o reduce la calcificación.
Para más información pincha en el archivo adjunto:

Ondas de choque- tratamiento para lesiones

Productos más vendidos en nuestra tienda

  
22,00€
 

Lesiones que se pueden tratar con Ondas de Choque

Articulos Relacionados con Ondas de Choque

Última actualización: 24/04/2014
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales