Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Tratamientos

Los tratamientos más indicados para tu lesión, desde las terapias tradicionales hasta los tratamientos biológicos y de regeneración celular más novedosos.

Hidroterapia

En la hidroterapia el agua es el principal agente terapéutico trabajando desde la presión y el calor.

En la hidroterapia se utiliza el agua como principal agente terapéutico trabajando desde la presión y el calor. Es una técnica muy empleada en Fisioterapia para tratar traumatismos, reumatismos, lesiones, dolores, problemas digestivos y respiratorios.

El efecto térmico producido por la aplicación local o general de agua produce en nuestro organismo una serie de reacciones de las que podemos sacar partido a la hora de tratar lesiones y dolencias.

Pese a que la hidroterapia es una técnica en principio inocua, es necesario aplicarla correctamente para evitar efectos no deseados, por lo que recomendamos siempre visitar a un profesional.

La hidroterapia es muy útil para tratar problemas circulatorios, artrosis, artritis, lumbalgias, cefaleas, problemas cutáneos, lesiones, dolor muscular y dolor articular etc.

Entre los factores de actuación de la hidroterapia podemos destacar:
- Factor hidrostático: Se basa en el principio de flotación, nuestro cuerpo al sumergirse pesa menos por lo que los movimientos son menos bruscos sin sobrecargar nuestras articulaciones lo que ayuda a mejorar patologías y lesiones que producen falta de movilidad. Además se observan beneficios en la respiración y la circulación aunque siempre dependerá de las condiciones físicas y características fisiológicas del paciente.

- Factor hidrodinámico: Al sumergir el cuerpo en agua apreciaremos una resistencia mayor en los movimientos, esta característica ayuda a potenciar la resistencia y tono muscular del paciente.

- Factor hidrocinético: Otra de las acciones que se puede desarrollar en hidroterapia es la aplicación de chorros de agua que ejercen un efecto masaje en el paciente. Esto favorece la relajación muscular, el equilibrio, alivia el dolor y mejora la circulación.

- Factor térmico: La aplicación de agua caliente en contraste con la temperatura corporal proporciona un efecto relajante, disminuye la rigidez articular y ayuda en la curación de úlceras y heridas. Por el contrario, si aplicamos agua fría conseguiremos una relajación muscular apta para tratar lesiones y patologías como la hemiplejia, la esclerosis múltiple, gota, procesos inflamatorios articulares etc.
Hidroterapia- tratamiento de lesiones

Productos más vendidos en nuestra tienda

   

Lesiones que se pueden tratar con Hidroterapia

Noticias Relacionadas con Hidroterapia

Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales