Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Pruebas del corazón en Madrid

Prevención, detección y tratamiento de las lesiones de corazón

9 Octubre 2015

Los efectos beneficiosos de la actividad física son indiscutibles, sin embargo la práctica de una actividad deportiva conlleva el riesgo de padecer lesiones muchas de ellas ligadas a patologías cardiacas. Sin duda, la más alarmante de ellas es el riesgo de muerte súbita. El Centro Médico Maestranza, especializado en cardiología, realiza pruebas del corazón en Madrid destinadas a la prevención, detección precoz y tratamiento de lesiones cardiacas.

Breve introducción a la cardiología


No debemos olvidar que el corazón es un músculo, el más importante del organismo ya que es el encargado de proporcionar oxígeno y glucosa a través de las arterias coronarias para permitirle realizar sus funciones. Un corazón sano y entrenado nos ayuda a disfrutar del ejercicio sin dañar a nuestro organismo. En ese aspecto, la cardiología desempeña un papel fundamental.



La cardiología (del griego καρδία "corazón" y λογία "estudio") es una especialidad de la medicina no intervencionista que puede ser no invasiva (como lo son el electrocardiograma o la ergometría) o invasiva (como la electrofisiología o el cateterismo cardiaco).

La historia de la cardiología se remonta al siglo IV a.C cuando Aristóteles ya consideraba al corazón el órgano central del cuerpo humano. Sin embargo deberíamos esperar al siglo XVII a que el médico inglés William Harvey, descubriera la circulación sanguínea. A partir de ese momento se sucedieron los descubrimientos médicos sobre el corazón como los de su estructura por Raymond de Vieussens en 1706 hasta llegar a la implantación del primer corazón artificial permanente en 1982 por el cirujano Willem DeVries.

Hoy en día la sociedad se ha concienciado de la importancia de la detección temprana de enfermedades cardíacas para mejorar la calidad de vida de la población. Pero, ¿cuándo se supone que debemos acudir a nuestro cardiólogo?

¿Cuándo acudir al cardiólogo?


Visitar a su cardiólogo se hace obligatorio a partir de los 45-50 años de edad y antes en caso de padecer tensión arterial y colesterol altos. Si en nuestra familia ha habido antecedentes de lesiones cardiacas o casos de muerte súbita se debe acudir a la consulta del especialista de manera preventiva.

Por otro lado, en caso de sentir los siguientes síntomas se debe visitar a su cardiólogo de manera inminente:
• Dolor en el pecho, sentir punzadas
• Casos de disnea: dificultad al respirar, sensación de quedarse sin aliento
• Sentir palpitaciones irregulares o aceleradas ya que puede ser síntoma de arritmia
• Cansancio excesivo, agotamiento sin causa aparente
• Hinchazón en los tobillos
• Dolor de cabeza acompañado de cansancio porque puede ser consecuencia de presión arterial alta
• Algunos expertos señalan que la impotencia sexual puede ser uno de los primeros síntomas de patología cardiovascular.

Factores de riesgo


Unos hábitos de vida saludables basados en una alimentación equilibrada, la práctica de alguna actividad física de forma habitual y una correcta higiene de vida ayudan a disfrutar de un corazón sano y longevo.

Los principales factores de riesgo en las afecciones del corazón son los siguientes:
• El sobrepeso y la obesidad: influye en la calidad de la sangre
Niveles altos de colesterol y triglicéridos: causante de la obstrucción de las arterias
La hipertensión arterial: ocasiona la ruptura de las placas del colesterol así como de las paredes de la arteria.
El tabaquismo: por el efecto nocivo de la nicotina en las arterias
El alcohol: que afecta al disfuncionamiento del hígado
El sedentarismo: está demostrado que la práctica de un deporte, principalmente aeróbico, refuerza el músculo cardiaco (aumenta su tamaño) y mejora sus funciones.
Problemas de coagulación de la sangre: que provocan obstrucción de las arterias
• Y por supuesto, factores hereditarios

Cardiología y deporte


Toda práctica deportiva continuada modifica el corazón tanto a nivel estructural como funcional. Por ejemplo, en cuanto a la frecuencia cardiaca, una persona sedentaria posee entre 60-100 pulsaciones por minuto frente a una persona deportista que raramente supera las 60 ppm.

Los ejercicios recomendados para fortalecer el corazón resultan los aérobicos en los que implicamos un gran número de músculos en un largo intervalo de tiempo y que nos ayudan a trabajar la resistencia muscular y la flexibilidad. En los ejercicios aeróbicos encontramos por ejemplo: caminar, correr (carreras de fondo y resistencia), practicar ciclismo o natación.

Además de una buena higiene de vida y alejarse del sedentarismo, como hemos anunciado anteriormente, las pruebas cardiológicas preventivas juegan un papel determinante.

Antes de realizar un ejercicio físico, independientemente de nuestra edad, debemos llevar a cabo un reconocimiento físico completo que debe incluir pruebas del corazón. Todo entrenamiento debe inscribirse en una planificación progresiva del ejercicio y para ello es prioritario conocer nuestros límites y nuestras capacidades. El rol de nuestro especialista en cardiología es fundamental en este proceso.



La imagen corresponde a la comparación del tamaño del corazón de dos jóvenes de 23 años. El de la izquierda es sedentario y el de la derecha es un joven ciclista. Imagen: Running in Cork.

Pruebas cardiológicas


En el Centro médico Maestranza, nos proponen las siguientes pruebas del corazón en Madrid que nos ayudarán a descartar posibles patologías cardiovasculares así como a prevenir la aparición de lesiones:

• Electrocardiograma: se trata de una prueba de diagnóstico sin riesgo para el paciente. El objetivo es registrar la actividad eléctrica del corazón en cada latido a través de unos electrodos que se colocan sobre la piel.

• Holter ECG: esta prueba detecta posibles alteraciones en el ritmo cardiaco o arritmias tanto taquicardias (ritmo acelerado) como bradicardias (ritmo anormalmente lento).

• Ergometría: se trata de una prueba de esfuerzo. Se lleva a cabo mientras el paciente corre sobre una cinta o hace bicicleta estática y se monitoriza el ritmo del corazón y la presión arterial para buscar alteraciones cardiacas ausentes en contextos de reposo.

• Holter TA: se trata de una técnica de medida de presión arterial que se monitoriza en el marco de las actividades diarias habituales del paciente. Se lleva a cabo a través de un pequeño equipo de medida y un manguito que llevará la persona durante 24h.

• Consulta de Cardiología Preventiva: destinada a prevenir lesiones del corazón debidas a malos hábitos de vida, herencia o a cualquier otro factor de riesgo o sintomatología ligada a las afecciones cardiacas.


Este tipo de pruebas nos ayudará a detectar cualquier alteración en el funcionamiento de nuestro corazón o cualquier lesión cardiovascular. Debemos recordar que los casos de muerte súbita en jóvenes deportistas, que tanto nos impactan por la edad de las víctimas están generalmente relacionadas con lesiones congénitas como la micropatía hipertrófica o anomalías heredadas de las arterias coronarias.

De modo que, no esperes más y acude a tu cardiólogo para establecer las pruebas de prevención y detección precoz personalizadas.
Pruebas del corazon en Madrid
Anatomía del corazón humano
 

Productos más vendidos en nuestra tienda

 
  
Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales