Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Osteotomía de rodilla asociada a reconstrucción del LCA

La laxitud anterior crónica de la rodilla producida por la rotura del LCA suele provocar daños meniscales y artrosis a corto plazo

11 Septiembre 2012

La osteotomía de rodilla es una operación quirúrgica en la que se modifica normalmente la anatomía de la tibia, con el objetivo de cambiar la distribución del peso que recae sobre el hueso y la articulación al modificar el eje mecánico de la rodilla.

La evolución natural de la laxitud crónica anterior de rodilla por rotura del ligamento cruzado anterior, si no se interviene, suele ser producir lesiones de los meniscos y lesiones cartilaginosas que acaban produciendo artrosis a corto o medio plazo.

La reconstrucción del LCA asociada a una osteotomía se suele realizar en pacientes jóvenes con genu varo (pinzamiento interno) y sintomatología dolorosa en compartimento interno. Esta sintomatología suele venir acompañada de meniscectomias previas y signos de artrosis, además de la inestabilidad anterior por la rotura del Ligamento Cruzado Anterior.

Es precisamente en estos casos en los que está especializado el Doctor Javier Vaquero Ruipérez. El Dr. Vaquero viene aplicando esta técnica con resultados muy satisfactorios en pacientes jóvenes. Esta intervención quirúrgica, no sólo recupera satisfactoriamente la rotura del Ligamento Cruzado Anterior, sino que en muchos casos permite evitar la aparición de la artrosis. Sin embargo, esta operación sólo dará resultados en pacientes cuya artrosis esté provocada por una desviación del hueso, el genu varo, y no sirve de nada en otros tipos de artrosis.

Para la cirugía de reconstrucción del ligamento cruzado, el Doctor Vaquero utiliza tendones de Aquiles procedentes de banco, ya que ofrecen una mayor resistencia y, al provenir de donantes, permite utilizar el tamaño que se requiera.

La inmovilización del hueso se consigue con la introducción de grapas escalonadas, con una inmovilización tras la operación del paciente de cuatro semanas o bien utiliza placas de osteosíntesis, con las que sólo es necesario permanecer inmovilizado dos semanas. Estas placas dan más estabilidad, con lo que la recuperación del paciente en rehabilitación es más rápida.
Osteotomía y artroplastia de rodilla
Osteotomía y artroplastia de rodilla
 

Productos más vendidos en nuestra tienda

   

NOTICIAS RELACIONADAS Osteotomía de rodilla asociada a reconstrucción del LCA

Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales