Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Ondas de Choque, lo último contra la tendinitis

Las Ondas de choque pueden convertirse en la mejor opción para lesiones tendinosas que no responden al tratamiento conservador.

15 Diciembre 2011

Deportistas profesionales y aficionados, pero también personas inactivas o mayores pueden tener una lesión tendinosa, esa estructura fibrosa que une el músculo con el hueso. Por accidentes, por una mala postura repetida o por la pérdida de elasticidad que causa el envejecimiento, los tendones se resienten. Las zonas más afectadas son los talones (tendón de Aquiles), el hombro (manguito de los rotadores) y el codo, donde se produce el famoso codo de tenista o golfista.

La solución de estas lesiones no siempre es sencilla. A veces ni la rehabilitación, ni las infiltraciones con corticoides, ni los tratamientos farmacológicos funcionan. El dolor no desaparece y la lesión se convierte en un problema crónico que deteriora la calidad de vida de quien lo padece. La cirugía tampoco es un paso definitivo en todos los casos. Para esas lesiones que no responden al tratamiento más conservador, las ondas de choque extracorpóreas pueden convertirse en la mejor opción.

El tratamiento consiste en dirigir ondas mecánicas de alta energía, similares a las que se utilizan para disolver los cálculos renales. La energía logra un efecto analgésico y en el 80% de los casos disuelve los depósitos de calcio. Todo el proceso se realiza bajo control ecográfico para dirigir las ondas al punto exacto de la lesión. «De esa forma, la terapia es más eficaz y los tejidos circundantes se mantienen intactos», explica Karin Freitag, directora del Centro Médico Freitag, en Madrid. La experiencia de esta especialista tras dos años de tratamiento no puede ser más esperanzadora: «El fracaso no supera el 2% de los pacientes tratados y no hemos detectado recaídas».

En este centro se emplea las Ondas de Choque en tendinitis calcificante (inflamación de un tendón), epicondilitis (codo del tenista), fascitis plantar (afección común en corredores y personas que realizan el camino de Santiago, que se caracteriza por un dolor severo en la parte inferior del calcáneo), trocanteritis (dolor de cadera) y aquilodinia (dolor en el tendón de Aquiles), así como en la rodilla del corredor. La mayoría de los pacientes tratados llega tras probar otras alternativas, aunque puede ser una terapia de primera elección.



Para leer artículo completo ver PDF.
Para más información pincha en el archivo adjunto:

Ondas de choque para tratar lesiones.

Productos más vendidos en nuestra tienda

   

NOTICIAS RELACIONADAS Ondas de Choque, lo último contra la tendinitis

Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales