Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Lesiones en el pádel, cómo prevenirlas

¿Quién no ha se ha lesionado alguna vez? Más leves o más graves, las lesiones son parte del deporte y en el pádel también podemos prevenirlas.

28 Febrero 2012

¿Quién no ha se ha lesionado alguna vez? Más leves o más graves, las lesiones son parte del deporte y en el pádel también podemos prevenirlas. En estas líneas vas a encontrar las principales causas de lesiones jugando a pádel:

Accidentales:
Un traumatismo a causa de un impacto sobre cualquier elemento de la pista, una torcedura, una caída accidental, pisar una bola, un golpe con la pala… los accidentes son difíciles de prevenir pero podemos cuidar, por ejemplo, que no haya bolas nunca por delante o detrás de nosotros, que nuestro calzado sea el adecuado para jugar a pádel, y además tener en cuenta que las zapatillas también se desgastan. Unas zapatillas con la suela desgastada nos harán resbalar con toda probabilidad, y un resbalón es un causa probable de un esguince, una torcedura o algo mucho peor: una rotura muscular o de ligamentos…

Por Sobrecargas:
Un gran porcentaje de las lesiones se producen por forzar la capacidad que tienen las articulaciones, los músculos o ligamentos ya sea por un sobrepeso, por un exceso de trabajo (abusar en exceso de un determinado golpe, cantidad de horas de partidos…) por un incorrecto calentamiento, por malas posiciones o porque jugamos antes de habernos recuperado de una lesión anterior.

La Técnica:
Es básico aprender de forma correcta la ejecución de los golpes, los desplazamientos y la mecánica y biomecánica en general de los distintos movimientos. Jugaremos mejor y evitaremos movimientos forzados o incorrectos que repetidos terminarán por generar una lesión. Muchas veces una pequeña sobrecarga o contractura pasa a convertirse en tendinitis o rotura de fibras musculares. Un ejemplo claro de esto es la epicondilitis o codo de tenista.

Dicho esto, podemos resumir con que debemos ser cuidadosos y precavidos en la pista, no forzar nuestros músculos y artículaciones y ejecutar todos nuestros golpes teniendo en cuenta la técnica.

Con estos aspectos básicos evitaremos bastantes lesiones ¿Tú que opinas?
Pista de pádel

Productos más vendidos en nuestra tienda

   

NOTICIAS RELACIONADAS Lesiones en el pádel, cómo prevenirlas

Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales