Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

La lesión de Casillas: fractura del primer metacarpiano de la mano

Tras recibir una patada involuntaria de Arbeloa al despejar un balón, Iker se retiraba del campo con dolor en su mano izquierda

25 Enero 2013

Primera parte del partido de vuelta de semifinales de Copa del Rey entre el Valencia y el Real Madrid. Jugada embarullada en el área blanca, balón dividido y Arbeloa intenta despejar a la vez que Casillas mete la mano con la mala fortuna que el pie del lateral, impacta sobre la mano de Iker. Desde el primer momento que vi el golpe, supe que iba a ser grave por el gesto de Casillas y por el extraño que hace la mano cuando es golpeada. Los peores pronósticos se han cumplido. Iker sufre una fractura de la base del dedo pulgar.

¿Qué supone esa fractura?

Las fracturas de los metacarpianos son fracturas frecuentes en trabajadores manuales y también en deportistas. Representan el 30-50% de todas las fracturas de la mano.

Se producen por traumatismo directo sobre la cabeza de los metacarpianos o en el dorso de la mano. El paciente refiere dolor, inflamación e impotencia funcional en la mano. En muchas ocasiones la movilidad esta limitada por el dolor.

La localización de la fractura (diáfisis, base y en cuello y / o cabeza), el trazo de la fractura, la deformidad resultante, así como la estabilidad de la misma, son criterios a tener en cuenta para establecer el tratamiento adecuado.

Las fracturas de la base de los metacarpianos pueden ser extraarticulares, intraarticulares y fracturas-luxaciones, en las que un pequeño fragmento se queda unido a los huesos de la muñeca mientras que el resto de metacarpiano se desplaza dorsalmente.

El mecanismo de producción suele ser un golpe directo sobre el dedo pulgar, provocando la separación de éste del resto de la mano. Esto hace la energía del traumatismo supere la resistencia del hueso y se produzca la fractura. En función de la aplicación de la energía, su dirección y la colocación de la mano, se pueden dividir en tres tipos de fracturas las que afectan a la base del dedo pulgar.

a) La fractura luxación de Bennet: deja un fragmento de tamaño variable del metacarpiano en su zona lateral unido al hueso trapecio mientras el resto se desplaza. Casi siempre requiere fijación interna mediante un tornillo.

b) La fractura luxación de Rolando, mucho menos frecuente que la de Bennet, engloba a todas aquéllas fracturas de la base conminutas o con trazos en T ó Y. Su tratamiento es con reducción y fijación mediante agujas o tornillos junto a placa.

c) Fracturas extrarticular de la base de Primer metacarpiano: Tienen un elevado potencial de desplazamiento por lo que tras la colocación de un yeso manteniendo la posición, deberemos hacer radiografías periódicas. Si la reducción no es aceptable o se desplaza nos planteamos tratamiento quirúrgico.

Tratamiento.

Los objetivos del tratamiento son, conseguir y mantener una reducción lo más anatómica posible, obtener una óptima funcionalidad y preservar al máximo el arco de movilidad. La movilidad precoz disminuye el edema, las rígideces y adherencias provocando, un tratamiento inadecuado, una gran discapacidad.

La idea es conseguir una síntesis lo más estable posible ya sea mediante tornillos o placas que permitan que el foco de la fractura no tenga movilidad y así pueda conseguirse una consolidación de la misma. Este tiempo ronda las 6 semanas. Eso no quiere decir que Iker tenga que permanecer escayolado todo ese tiempo. Lo normal es que haya una inmovilización durante dos o tres semanas, tiempo de cicatrización de los tejidos y partes blandas e intentar evitar infecciones. Si la fijación es lo suficientemente sólida, se puede comenzar la rehabilitación de forma precoz. Cuanto menos tiempo pase el dedo pulgar inmovilizado, menor rigidez, atrofia y debilidad de la musculatura.

La segunda fase de la recuperación consiste en recuperar lo que llamamos propiocepción. Propiocepción hace referencia a la capacidad del cuerpo de detectar el movimiento y posición de las articulaciones. Dicho de otro modo, es la propiedad por la que sabemos en todo momento la posición de nuestras articulaciones y músculos sin necesidad de usar la vista. Estando de pie sabemos perfectamente la posición en la que tenemos los pies apoyados en el suelo, cuando se flexionan o cuando un músculo se estira o contrae.

La propiocepción mantiene la estabilidad articular, proporcionado el control del movimiento deseado y la estabilidad articular. Para que el sistema propioceptivo funcione, hay dispuestos una serie de receptores situados en los músculos, articulaciones y ligamentos. Se encargan de detectar el grado de tensión y estiramiento muscular, la posición y tono de los ligamentos que se encargan de la estabilidad de una articulación y la situación de la cápsula articular. Los objetivos que se pretender conseguir con el entrenamiento propioceptivo son:

Recuperación de la movilidad articular, mejorar la velocidad de reacción muscular, calidad de la contracción muscular, mejorar del esquema corporal y el objetivo final, disminuir el número de lesiones y mejorar el tiempo de recuperación tras una lesión, trabajando todas las articulaciones involucradas.

¿Cuándo puede volver a jugar?

Teniendo todo lo anterior en cuenta, hay que pensar que la posición de Iker es la portería. Las manos deben parar balones que pueden superar los 100 km por hora, que la dirección de la pelota puede adquirir infinitos efectos y golpear los dedos de multitud de formas. Para que Casillas pueda mentalmente enfrentarse a esta situación, debe haber una conexión mano-cerebro perfecta; las sensaciones deben ser favorables y la confianza en la mano debe ser absoluta. De otra manera, será imposible que se recupere de forma satisfatoria.

Es pronto para saber de fechas en las que se le pueda ver vestir de corto, pero su incorporación puede rondar entre los dos y tres meses. No porque la fractura consolide antes o después, sino por la importancia del dedo en cuestión. El dedo pulgar es el más importante de los 5 de cada mano. Es el dedo con el que se realiza la pinza y la oposición, para poder agarrar objetos. Al fracturarse la base de dicho dedo, el pilar del pulgar se tambalea y debe quedar anatómicamente perfecto para evitar problema.

El Doctor Antonio Ríos es especialista en traumatología y cirugía ortopédica y experto en cirugía reconstructiva de miembro superior e inferior.

El Doctor Manuel Villanueva es traumatólogo y especialista en medicina deportiva.

http://doctorantoniorios.com/

http://tulesiondeportiva.com/

http://www.doctorvillanueva.com/
Lesión de Iker Casillas en la mano izquierda. Fractura del metacarpiano

Productos más vendidos en nuestra tienda

   

NOTICIAS RELACIONADAS La lesión de Casillas: fractura del primer metacarpiano de la mano

Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales