Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Fibrosis postquirúrgica lumbar

Fibrosis perirradicular o fibrosis, temida por los pacientes tras una intervención quirúrgica

5 Abril 2016

La fibrosis peridural, fibrosis perirradicular o simplemente fibrosis, aparece tras las intervenciones quirúrgicas y es conocida y temida por los pacientes, se piensa que cuando esta aparece ‘todo está perdido’.

Sin embargo, la fibrosis aparece siempre, se trata del tejido cicatricial o tejido conectivo que aparece en cualquier herida y que sirve para unir los tejidos que se encuentran separados.

Al realizarse una cirugía lumbar se dañan algunos tejidos ya que se manipula la grasa y se separa el músculo para poder acceder al canal raquídeo. Estos tejidos se reparan mediante la formación de cicatrices.

La cicatrización varía en función de la persona, en el caso del paciente perfecto el músculo se vuelve a pegar al hueso sin establecer más conexiones adhesivas de las necesarias. De forma frecuente, en el músculo y otros tejidos lesionados se producen reacciones inflamatorias con mediadores químicos que estimulan el crecimiento del tejido conjuntivo hacia la zona manipulada del nervio, rodeándolo y sustituyendo la genuina grasa epidural por un tejido fibroso.



En una prueba radiológica la fibrosis puede confundirse con una hernia discal y puede parecer que comprime el nervio, usando los contrastes intravenosos la fibrosis brilla debido al aporte sanguíneo y se distingue la raíz nerviosa, mientras que en el tejido discal no.

La fibrosis no suele desplazar otros tejidos en su crecimiento, sino que ocupa los espacios disponibles, y por ello no actúa como un proceso compresivo. Las raíces sanas se encuentran rodeadas por grasa blanda que las protege y lubrica, en el caso de las raíces que se encuentran ancladas, la raíz carece de la capacidad de desplazamiento que sí tienen las raíces sanas en determinadas posiciones de flexión.

El dolor ocasionado por estos movimientos suele ser momentáneo, pero la suma y repetición de este tipo de movimientos y agresiones puede provocar radiculitis crónica.

Artículo extraído de IEspalda.com
Fibrosis postcirugía

Productos más vendidos en nuestra tienda

 
31,00€
  
Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales