Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Entrevista a Gerard Álvarez de Clínica Osteopatía de Barcelona

Nos cuenta cuales son las causas, consecuencias y tratamiento del dolor de espalda

24 Julio 2014

1. ¿Cuáles son los causantes de una lesión de espalda?



Es necesario diferenciar una lesión de una disfunción. Cuando hablamos de lesiones nos referimos a procesos donde el tejido ha sufrido alteraciones más o menos importantes e irreversibles las cuales podemos identificar a través de pruebas de imagen. En cambio, si hablamos de disfunciones, nos referimos a alteraciones biomecánicas que dificultan el correcto movimiento raquídeo comportando problemas de sobreutilización, sobrecarga, espasmo muscular y fibrosis (contractura). En ambas casos, entre los factores causantes se encuentran la falta de ejercicio y un pobre control postural sumado a un exceso de tiempo en posiciones mantenidas. También existen causas de tipo traumático, gestual, morfológico y/o congénito.

2. ¿Qué consecuencias sufre una persona con esta dolencia?



Es un dolor de espalda es muy común y se encuentra socialmente aceptado. Sin embargo, más allá del dolor y la limitación asociada a muchas de estas dolencias, los pacientes ven afectada su calidad de vida y, en un número importante de casos, incluso su bienestar psicológico y emocional. A pesar de que el dolor de espalda no suele ser realmente invalidante en la mayoría de los casos, acaba perjudicando en gran medida y de forma continuada la salud y el bienestar físico y psicológico.

3. ¿Qué lesiones de espalda son las más frecuentes?



Las discopatías y los procesos degenerativos son los problemas raquídeos mayormente tratados en la consulta. Sin embargo, es importante decir que la existencia de estas alteraciones no siempre conduce a dolor o incapacidad en el paciente. La evidencia científica nos dice que muchos de los hallazgos radiológicos no se correlacionan (causa-efecto) con la clínica del paciente. Por esta razón, es importante realizar una buena historia clínica y exploración física para determinar el origen de las dolencias del paciente y tratarlas adecuadamente más allá del diagnóstico radiológico. Especialmente relevantes son aquellas dolencias raquídeas que cursan con dolor neuropático, es decir, aquellas afecciones que dañan o alteran la conductividad de los nervios que emergen de la columna vertebral y que se dirigen a las extremidades (radiculopatías). Finalmente hay que mencionar dolencias con menor prevalencia pero importantes por su discapacidad asociada como las espondilolistesis o las estenosis del canal raquídeo.

4. ¿Afecta sobre todo a deportistas?



No, de hecho el deporte o, mejor dicho, la actividad física es el mejor factor preventivo en la aparición de dolores de espalda. Pese a que hay deportistas que sufren dolencias de espalda, normalmente el perfil de pacientes que sufren estas dolencias son personas sedentarias, que que permanecen mucho tiempo sentados, con trabajos estáticos y posiciones mantenidas. El estrés también aumenta la posibilidad de aparición y mantenimiento de los problemas de espalda. El deporte, y la mejora de la condición física asociada, ayudan a prevenir y mejorar las dolencias de espalda así como reducir los niveles de estrés en los pacientes.

>h2>5. ¿Cuál es el tratamiento ideal para erradicar por completo una dolencia en la espalda?
Un tratamiento ideal empieza con un buen diagnóstico. Dividimos la columna vertebral en regiones específicas (cervical, dorsal y lumbar) pero en realidad es una única unidad funcional con una enorme capacidad de adaptación a problemas propios y periféricos. Por todo ello, el diagnóstico es complejo, pero un elemento imprescindible para decidir la mejor estrategia terapéutica a seguir. Es a partir de aquí cuando se elige dentro de las posibles opciones terapéuticas que van desde tratamientos físicos conservadores hasta la cirugía, pasando incluso por farmacología.
En el caso de las intervenciones conservadoras (no quirúrgicas), las que han demostrado más efectividad, son aquellas en las que intervienen técnicas de movilización articular de distinta índole. En este campo, la Osteopatía se muestra como una opción terapéutica de primer orden, siendo las dolencias de espalda su principal motivo de consulta. Para que el tratamiento sea ‘ideal’ hay que concienciar al paciente de la importancia del componente activo. La actividad física, moderada y adaptada a las capacidades del/la paciente son el mejor seguro para que el tratamiento (sea el que sea) tenga éxito a medio-largo plazo. En conclusión no existe un tratamiento ideal para toda la población, sino que el tratamiento ideal es aquel que ha sido específicamente elegido para un caso en concreto, es aquí dónde aumentan las posibilidades de éxito.
Dolor de espalda

Productos más vendidos en nuestra tienda

   
Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales