Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

El Teorema del tacón

¿Es mejor usar tacones o zapatos planos? ¿Cómo evitar futuros problemas en el pie?

24 Noviembre 2015

La es inversamente proporcional a la tolerancia de la marcha y directamente proporcional a las deformidades del pie. La altura del tacón es inversamente proporcional a su frecuencia de uso y directamente proporcional al precio.

El uso del tacón es inversamente proporcional a la ejecución correcta de la sentadilla, andar con tacones provoca acortamiento de la fascia del soleo y el tendón de Aquiles, razón por la cual los talones de muchas mujeres no permanecen en contacto cuando estas se colocan de cuclillas.

La sobrecarga lumbar acumulada por la disposición de la cadera en anteversión provocará también una sobrecarga muscular añadida a la ya retraída e hipertónica musculatura lumbar.
Por tanto al realizar sentadillas la posición cambia intentando compensar la falta de equilibrio y apareciendo molestias y dolor lumbar, por lo que las sentadillas pueden resultar muy lesivas para las mujeres.

Igual que la mujer adapta su postura y su cuerpo para poder caminar sobre tacones, deberá adaptarse para modificar su mecánica y realizar sentadillas. Con cada repetición de sentadillas se estirará el tendón de Aquiles y la fascia plantar. Con cada bajada de la cadera, la zona lumbar se moviliza y los glúteos reciben un mejor estímulo para mejorar el tono muscular.

Por tanto, si no renuncias a los tacones, tampoco renuncies a esta dinámica de ejercicios que a pesar de resultar complicada o dolorosa al principio resulta tremendamente beneficiosa a largo plazo.


Imagen: Sportlife

Zapatos totalmente planos


La mayoría de zapatos planos no tiene soporte interno y provocan estrés en los ligamentos y tendones de la parte inferior del pie y el arco, provocando fascitis plantar. Muchos de estos zapatos no tienen amortiguación lo que provoca un 25% más de impacto en el tacón en comparación con el calzado ligeramente con tacón. La solución para evitar dolores en la planta del pie, especialmente para los pies con el arco pronunciado, plantillas que eleven la parte posterior del pie o ejercicios que fortalezcan los músculos de los pies.

Para ello, es suficiente con hacer levantamientos de dedos elevando el dedo gordo del pie y estirar el tendón de Aquiles sobre un escalón antes y después de llevar zapato plano para evitar sobrecargas en esta zona.

Tacones altos


El uso de tacones altos aumenta 6 veces el riesgo de osteoartritis, favorece la aparición de juanetes y deformaciones en los dedos de los pies y hace que las rodillas soporten un 20% más estrés, lo que repercute en el acortamiento de la espalda y aumenta el riesgo de artritis.

El uso de tacones provoca el arqueamiento de la espalda, acortan los gemelos y pueden atrofiar la forma natural de andar descalza. Los tacones de 5 cm aumentan un 4% el impacto sobre dedos y rodillas, mientras que los de 7 cm lo hacen en un 33%. Para reducir los problemas derivados de llevar tacones, resulta útil calentar los pies andando de puntillas antes de calzarse los tacones y realizar un masaje en los gemelos después de usarlos.

Redacción Tulesión.com

Fuente:
Sportlife
Fitness Sport Life
¿Zapatos planos o de tacón?

Productos más vendidos en nuestra tienda

31,00€
   
Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales