Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

El cuidado de las piernas

Cuidados básicos para conseguir unas piernas bonitas

28 Febrero 2014

No todas tenemos la suerte de tener una genética que nos proporcione unas piernas bonitas y que éstas se mantengan así, sin prestarles atención. Las piernas pesadas y cansadas, las varices y la celulitis están al acecho, y siempre será mucho más difícil solucionarlo una vez que han aparecido que intentar evitarlas.

Cómo tener unas piernas bonitas


La constancia en unos hábitos saludables son tus mejores aliados. Afortunadamente, si se presentan, tenemos una gama enorme de soluciones, desde sencillas y asequibles hasta otras más gravosas en todos los sentidos (incluyendo las operaciones).

 


De entrada, tienes que evitar y corregir los malos hábitos que castigan las piernas.
Una adecuada nutrición es fundamental : reduce la ingesta de sal, acostumbrate a beber agua diariamente en la cantidad adecuada y aumenta el consumo de fibra con frutas, verduras, legumbres y cereales integrales. Evita tóxicos conocidos, como el alcohol y especialmente el tabaco y controla tu peso.

El ejercicio es básico para que la sangre vuelva con facilidad desde nuestros pies al corazón y no se quede acumulada en las venas de las piernas.Intenta andar al menos 20 minutos al día ( es el ejercicio más simple, barato y eficaz para mantener una buena salud cardiovascular). Además, intenta interrumpir el tiempo que tienes que permanecer sentada con pequeños paseos. Evita permanecer en pie sin moverte, y acompaña esos momentos con movimientos de la punta de los pies al máximo hacia arriba y hacia abajo (ese sencillo gesto hace que la sangre que está en las venas de las piernas sea empujada por la contracción de los gemelos hacia arriba, evitando que se estanque).

También puedes facilitar el retorno de la sangre venosa desde las piernas al corazón si al tumbarte elevas las piernas unos centímetros, de 15 a 20. Este simple gesto facilita el drenaje venoso y linfático.
Puedes utilizar el ejercicio físico de forma más específica para modelar tus piernas: el fortalecimiento de los gemelos te facilitará tener unos tobillos más finos esbeltos, y el de los glúteos, al elevarlos, hará que tus piernas parezcan más largas.


Para que tu piel siga tersa y suave, debes acompañar las recomendaciones básicos en cuanto a hidratación y nutrición con los cuidados básicos de exfoliación, nutrición aplicada localmente e hidratación. La exfoliación puedes potenciarla con el uso de esponjas o guantes específicos para las piernas. Puedes aplicar cremas nutrientes (inductores de la producción de ácido hialurónico, colágeno, etc), cremas con efectos drenantes para aliviar la pesadez y el cansancio, o cremas con efecto anticelulítico. Aplica las cremas con un suave masaje, siempre en sentido ascendente

Las piernas durante el embarazo


Durante el embarazo, la aparición de pesadez y varices son mucho más frecuentes, prácticamente en todas las mujeres. Por ello, es recomendable que apliques todas las medidas anteriores:
- Realiza ejercicio físico habitual y evita el sobrepeso,
-Encuentra pequeños periodos de tiempo, para descansar reposo con las piernas elevadas
-Aplícate masajes ascendentes que faciiten el drenaje
-Evita prendas ajustadas que bloqueen el retorno de sangre por las venas
-Evita el sol directo o el calor aplicado en las piernas
-Utiliza unas medias compresivas que ayuden a evitar la congestión de las venas

Fuente:  JARA, B&B
Luce piernas bonitas este verano
Última actualización: 14/02/2017
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales