Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

El bíceps femoral, la pesadilla de Messi

El bíceps femoral, la pesadilla de Messi

29 Abril 2013

Una vieja pesadilla atormenta de nuevo a Lionel Messi. El mal sueño del rey azulgrana comenzó hace menos de un mes en el parisino Parque de los Príncipes. Acababa de meter el primer gol de una noche llena de estrellas y recibió un pase de Dani Alves,regateó a varios rivales y disparó con fuerza. El balón rozó el larguero, pero eso a él ya no le importaba. Notó un fuerte dolor en su muslo derecho. “Lesión en el bíceps femoral”,concluían –acertadamente- las primeras pruebas que le realizaron.

El ‘crack’ argentino conoce muy bien esas molestias. Ese músculo le ha traído de cabeza desde su debut como profesional (año 2004) y ha sido la causa de cinco de sus nueve lesiones. Pero esta ha sido la primera desde que Pep Guardiola y Tito Vilanova tomaron las riendas del FC Barcelona en 2008. Con la llegada del exitoso tándem, el preparador físico Juanjo Brau se convirtió prácticamente en la sombra de la ‘Pulga’ y, hasta el partido contra el Paris Saint-Germain, solo se había perdido dos semanas de competición por una dura entrada de Tomas Ujfalusi (ex del Atlético de Madrid). El pasado 2 de abril, cuando las lesiones ya parecían olvidadas, Messi se rompió y el rendimiento de su equipo –que se ha malacostumbrado a girar a su alrededor- se ha visto lastrado.

Pero, ¿qué es el dichoso bíceps femoral? Es un músculo biarticular de la zona de los isquiotibiales –en la zona posterior del muslo- que participa en las funciones de extender la cadera y flexionar la rodilla. La lesión nada tiene que ver con que el ‘10’ azulgrana fuera tratado con hormonas del crecimiento durante su niñez, pese a que muchos se empeñen en repetirlo. Los expertos explican que pudo tratarse de una contractura intensa no controlada que derivó en una pequeña rotura muscular.

PRODUCTOS PARA TRATAR LESIONES MUSCULARES

  


Tras 48 horas de reposo total, un vendaje suave y hielo aplicado sobre la lesión, los médicos aconsejan empezar con los trabajos de fisioterapia a partir del tercer día. El deportista tendría que empezar a realizar suaves ejercicios (bicicleta, natación…) cuando transcurra una semana, pero es aconsejable que espere otra más para aumentar su carga de trabajo. En el caso del delantero argentino no se respetaron esos plazos. Ocho días después de la aciaga noche en la capital francesa, el rosarino se vio obligado a saltar al césped para rescatar a su equipo en el partido de vuelta contra el PSG.

El club aseguró que no había sufrido una “recaída”, aunque en estos casos los periodos de recuperación son sagrados. Pero el trascendente momento de la competición y la autoexigencia del atacante argentino prevalecieron sobre su propia salud.

El pasado martes, y tras dos semanas lejos de los terrenos de juego, la ‘Pulga’ volvió a ser titular contra el Bayern de Munich. Apenas entró en juego. No hubo ni rastro de sus arrancadas, sus regates, su verticalidad… Todas esas características que le han convertido en el único futbolista de la historia con cuatro Balones de Oro. El férreo marcaje de los alemanes y la impotencia de los culés tampoco ayudaron. ¿Se puede afirmar que ese bajo rendimiento es la consecuencia de su acelerada reaparición? No. Lo único que está claro es que el Messi del Allianz Arena no estaba a la altura del que ha cautivado al mundo entero.
Fuente:  Ander Carazo
El bíceps femoral, la pesadilla de Messi

NOTICIAS RELACIONADAS El bíceps femoral, la pesadilla de Messi

Última actualización: 06/10/2017
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales