Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

El ácido Hialurónico

¿Qué es el ácido hialurónico?

14 Marzo 2014

¿Qué es el ácido hialurónico?


El ácido hialurónico es una molécula de gran tamaño formada por la repetición de unas unidades específicas más pequeñas que se llaman disacáridos. Una de las características químicas que le proporcionan un papel importante en nuestra piel es su capacidad para absorber y atrapar gran cantidad de agua.

En la piel forma parte de la matriz extracelular, que es el “ambiente” que rodea y que sirve de soporte a las células, las provee de nutrientes y facilita la eliminación de toxinas y productos de desecho.

Acción del paso del tiempo


Con el paso del tiempo y por la acción de agentes externos que dañan nuestra piel (exposición al sol, stress, deficiente aporte nutricional etc), se produce la disminución paulatina de elasticidad de la piel, conllevando la aparición de arrugas y marcas de expresión, disminución del grosor y de la tersura, así como la pérdida en la definición del contorno y flacidez (especialmente evidente en nuestro rostro). Las células que fabrican el colágeno, la elastina y el acido hialurónico son en el caso de la piel los fibroblastos.

Función del ácido hialurónico


Se ha demostrado que el ácido hialurónico induce la producción de colágeno por parte de los fibroblastos y que participa activamente en la eliminación de los radicales libres. Es por tanto un elemento fundamental para mantener el equilibrio entre los factores que dañan la piel (por ejemplo los radicales libres) y los mecanismos naturales de protección (los fibroblastos, que producen y regeneran el colágeno y la elastina).

Por ser una molécula de gran tamaño, podemos inducir de forma indirecta su producción mediante técnicas que mejoran la microcirculación en las capas más profundas de la piel (radiofrecuencia, mesoterapia etc).

  


El ácido hialurónico y su uso plástico


Para poder aplicarlo a través de la piel y que pueda ser absorbido por ésta, debe tratarse químicamente para obtener unos fragmentos de pequeño tamaño que puedan atravesarla y alcanzar la dermis. Allí desarrollará su acción local: capta muchas moléculas de agua, con lo que aumenta su volumen y puede ser capaz de rellenar desde el interior pequeñas arrugas y marcas de expresión. De forma secundaria y al cabo de unos meses será capaz de inducir la producción de nuevo colágeno, con lo que se puede conseguir una efecto más persistente.

Otra forma de administración es la inyección directa en la piel, en las zonas que nos interese rellenar. Tu cirujano plástico utilizará esta vez moléculas de ácido hialurónico de gran tamaño que rellenerán de forma directa la zona que quieres corregir: marcando los pómulos, disminuyendo la profundidad de los surcos nasogenianos etc. Es un procedimiento sencillo, que se puede repetir las veces que sea necesario y que es reversible al cabo de unos meses.
usos plasticos del acido hialuronico
Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales