Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Cuidados básicos para la piel

Tu piel se merece un trato especial, aprende a cuidarla con los consejos de JARA, claves fundamentales y fáciles de introducir en una rutina diaria

12 Febrero 2014

Incorporar como una rutina habitual unos sencillos hábitos saludables nos permitirán mantener nuestra piel en las mejores condiciones posibles con un mínimo esfuerzo y sin requerir un gasto económico excesivo. Los productos a utilizar dependerán de tu tipo de piel ( piel con tendencia grasa, piel con tendencia seca o piel normal con tendencia mixta ).

Limpiar la piel

Es la primera y más importante de estas recomendaciones. Debemos limpiar el cutis por la mañana y especialmente por la noche. Tienes que utilizar un cosmético adecuado a tu tipo de piel, para eliminar todas las impurezas que se han acumulado a lo largo del día. Es muy importante que el producto que utilices permita la limpieza de forma correcta, pero sin dañar los mecanismos naturales de la protección de la propia piel. A continuación, debes utilizar un tónico que estimule la circulación y ayude a cerrar los poros.


Hidratación

Beber la cantidad de agua que necesita tu organismo es fundamental para mantener una correcta hidratación de tu piel. Permitirá la limpieza de toxinas e impurezas a través del riñón y del intestino, reduciendo así la actividad de eliminación de residuos a través de tu piel.

Nutrición

Un correcto equilibrio alimenticio es fundamental para todo tu organismo,y por tanto, también para tu piel. Abundancia en piezas de frutas y verduras, limitando la ingesta de grasas (especialmente las de origen animal) y promoviendo el aporte de proteínas a través del pescado o de carnes blancas es una garantía de salud para tu piel. Cubrirás el aporte de proteínas, grasas, vitaminas y minerales que necesita tu piel para regenerar y reparar los daños sufridos día tras día. De forma periódica ( cada 4-6 semanas) la aplicación de una mascarilla adecuada le aportará el extra de nutrientes fundamentales para facilitar los procesos de reparación natural.

   


Descanso

Es de noche cuando la piel pone en marcha sus mecanismos de reparación natural. Es por tanto el momento ideal para utilizar los cosméticos de noche, que nutren la piel en profundidad y favorecen así los procesos de regeneración. Un sueño reparador es un componente fundamental para lucir una piel bella y sana.

Protección solar

El sol a través de los rayos ultravioletas es uno de los agentes que más contribuyen a dañar tu piel, acelerando su envejecimiento, provocando la aparición de manchas y favoreciendo la aparición de arrugas. Es además responsable de enfermedades de la piel que pueden ser muy agresivas. Debes utilizar diariamente un protector solar adecuado a tu tono de piel ( prácticamente viene incorporado ya en todas las cremas de día un Factor de Protección Solar 15) y respetar de forma estricta las horas en que no debes nunca nunca tomar el sol.

Dejar de fumar

El tabaco es dañino para todo tu organismo, y la piel no iba librarse de su influencia. Está plenamente demostrado que las fibras de elastina y colágeno se debilitan antes por acción del tabaco, apareciendo precozmente los signos de envejecimiento tanto en la cara como en el resto del cuerpo. Además, al reducir los niveles de oxígeno en sangre, la piel aparece apagada y opaca. Dejar de fumar tiene su recompensa en tu piel. Al cabo de pocas semanas, volverá a estar más luminosa e hidratada.







Fuente:  JARA
Cuidados básicos para el cuidado de la piel
Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales