Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Cuida tu salud en verano

Las altas temperaturas y el cambio de costumbres nos vuelven más vulnerables frente a las enfermedades

19 Julio 2016

Debemos cuidar nuestra salud todo el año, pero en verano las altas temperaturas, nuevos hábitos y otros factores pueden hacernos más vulnerables frente algunas dolencias. Por eso debes disfrutar de estos últimos días de verano sin olvidar algunos consejos y precauciones.

El sol


El sol aparte de evitar estados de ánimo apagados, es beneficioso para nuestro organismo porque acelera nuestros biorritmos y aporta a nuestro cuerpo Vitamina D que facilita la absorción del calcio por parte de nuestros huesos. Por eso es recomendable utilizar cremas con protección solar y evitar las horas centrales del día para tomar el sol o hacer ejercicio (entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde). Si vas a ir a la playa o a la piscina durante estas horas protégete con una gorra o sombrero o bajo la sombrilla, e hidrata tu piel cuando llegues a casa. Si observas algún lunar o mancha nueva o un cambio en alguno de los que ya tenías acude al dermatólogo para que haga una revisión.

Insolación


La insolación presenta síntomas como fiebre, mareo o dolor muscular. La mejor forma de prevenirla es beber mucha agua, exponerte poco al sol y refrescarte a menudo en el mar o con algún spray. Puedes hacer tu propio spray casero natural poniendo en una pistola o difusor agua con unas gotas de aceite esencial de naranja o romero.

Golpes de calor


Cuando la temperatura sube de manera muy brusca nuestro organismo sufre en ocasiones una fuerte bajada de tensión, lo que produce cansancio, mareos y debilidad. Se recomienda beber mucha agua, líquidos ricos en sales y alimentos ricos en sodio. Si sueles tener la tensión baja es recomendable llevar contigo agua o algún snack, frutos secos, etc.

Trabaja tu memoria


Lee muchos libros, aprende algún idioma nuevo, crucigramas, sudokus… además de ganar en cultura agilizarás la mente y al trabajar la memoria evitas o retrasadar posibles enfermedades degenerativas como el alzheimer o la demencia senil. Además camina a menudo, ya que andar es una buena forma de activar la memoria. Con 40 minutos de paseo al día activarás tu memoria, eliminarás el estrés y moverás tu corazón.

Playas, ríos, piscinas...


Si vas a sumergir la cabeza durante mucho tiempo utiliza gafas de buceo para evitar posibles molestias o conjuntivitis, además si el agua no está lo suficientemente clara tal vez lo más recomendable sea no sumergir la cabeza.
En este tipo de sitios, con humedad y masificación de gente, también es común la aparición de hongos en los pies. Usa chanclas en lugares públicos, seca bien tus pies, hidratalos y utiliza desodorante para pies en caso de sufrir sudoración excesiva. Un buen aliado es el aceite esencial de árbol de té un bactericida y fungicida natural muy eficaz.

Mantén tu peso


El verano es un buen momento para huir de fritos, tapas y litros de cerveza y seguir una dieta saludable además practicar ejercicio de manera regular para cuidar nuestra salud. Los batidos y zumos naturales son una buena alternativa a las bebidas alcohólicas muy refrescantes.

Fortalece tus huesos


Aumenta la ingesta de calcio y toma el sol con moderación para ayudar a que el calcio se fije mejor en tus huesos. El 50% de las mujeres en edad avanzada y el 50% de los hombres la padecen.
Consejos para cuidar tu salud este verano

Productos más vendidos en nuestra tienda

   
Última actualización: 11/08/2017
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales