Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Crioterapia y termoterapia en lesiones

Aplicar frío o calor disminuye el dolor, relaja la zona afectada y acelera la recuperación de la lesión

3 Noviembre 2015

Son de sobra conocidas la crioterapia (aplicación de frío con fines terapéuticos) y la termoterapia (aplicación de calor con fines terapéuticos). Pero ¿cuál es más recomendable? Depende del tipo de lesión y del tiempo que ha transcurrido desde que se produjo.

¿Cuándo aplicar hielo?


Es recomendable la aplicación de hielo en caso de contusión o sobresolicitación de nuestro sistema musculo-esquelético. Aparecen hematomas, dolor, enrojecimiento, inflamación… En este tipo de situaciones post-traumáticas agudas es recomendable aplicar frío, como también tras una intervención quirúrgica u otros procesos inflamatorios.

Cuando aplicamos frío facilitamos el proceso de recuperación ya que el dolor disminuye, así como el espasmo muscular, el edema y la inflamación.

¿Mejor frío o hielo?


La forma más clásica de crioterapia es la aplicación de hielo, sin embargo es más efectivo aplicar frío. La temperatura del frío dependerá de la profundidad a la que queramos llegar.

Los baños de frío son efectivos cuando queremos aplicar frío de una forma más global, sobre todo en caso de pequeños y numerosos microtraumatismos.

Dependiendo de la gravedad y localización de la lesión, de la persona y su estilo de vida se deberá aplicar frío con mayor o menor frecuencia y con una duración determinada.

1ª opción: de 10 a 20 minutos 2-4 veces al día
2ª opción: de 20 a 45 minutos cada 2 horas 7-8 veces al día
3ª opción: de 15 a 20 minutos de aplicación repitiéndolo cada 10 minutos durante dos horas tres o cuatro veces al día en las primeras 48 horas. 12-20 veces al día.

En contusiones muy leves normalmente bastará con una aplicación post-traumática mientras que en contusiones más graves el tratamiento puede llegar hasta las 72 horas.

¿Cómo aplicar el frío?


• Asegúrate de la crioterapia no tiene contraindicaciones en tu caso o en el de tu lesión
• No lo apliques directamente sobre heridas o lesiones dermatológicas
• Coloca sobre la piel alguna protección con el fin de evitar el contacto directo
• Pon una toalla o venda seca para disminuir el efecto de enfriamiento por el aire ambiental

 

¿Cuándo aplicar calor?


La termoterapia suele ser eficaz en el período postagudo (72 horas después) de esguinces, distensiones y contusiones. Favorece la relajación general y aumenta la movilidad articular en articulaciones con amplitud limitada.

El calor aumenta la distensibilidad de los tejidos colágenos, disminuye la rigidez articular, reduce el dolor y la inflamación, alivia el espasmo muscular y aumenta el flujo sanguíneo, por esos puede ayudar a tratar diversas patologías. Está indicado en:
• Afecciones dolorosas
• Contracturas y dolores musculo esqueléticos
• Afecciones que cursen con acortamiento de los tejidos cercanos a la articulación
• Reumatismos crónicos
• Procesos inflamatorios subagudos y crónicos

¿Cómo aplicar calor de forma correcta?


• Comprueba que no existen contraindicaciones
• No apliques directamente sobre heridas o lesiones dermatológicas
• No aplica inmediatamente después de una lesión
• Coloca alguna protección sobre la piel
• Pon una toalla o venda seca para disminuir el efecto de enfriamiento por el aire ambiental

Terapia de contraste


La alternancia de frío y calor ayuda en el tratamiento post-traumático. En los momentos agudos de la lesión estimula el flujo linfático y sanguíneo eliminando los desechos metabólicos, repara el musculo ejercitado y reduce el edema post-ejercicio.

La metodología y los tiempos indicados varían según el autor. Para su aplicación se requiere el uso de dos recipientes, uno con agua caliente a temperatura de 38 a 44ºC y otro con agua fría entre 10 y 20ºC, en los que se sumergen las extremidades de forma alternativa.
• 7-10 minutos en agua caliente
• 1 minuto agua fría
• 4 minutos de agua caliente
• 1 minuto de agua fría
• Repetir los ciclos hasta completar un total de 30 minutos

Redacción Tulesión.com

Fuente:
Sportlife
Crioterapia o termoterapia
Última actualización: 11/08/2017
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales