Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Noticias, artículos y consejos prácticos para prevenir lesiones

Cómo combatir el estrés

Con una actitud relajada y pensamientos positivos reducirás tu estrés

27 Noviembre 2015

El trabajo, la casa, la familia, el dinero, los estudios… Vivimos en un estrés continuo, debido a la situación en la que vivimos cada vez es más difícil mantener una actitud relajada y optimista.

Aunque puede parecer duro, lograr superar el estrés tan sólo depende de ti. Cuando sonreímos, incluso aunque lo hagamos de forma forzada, engañamos al cerebro y reducimos el dolor. Esto ayuda a que el cerebro produzca más serotonina y endorfinas, encargadas de proporcionarnos felicidad.

La alimentación es muy importante, teniendo y consumiendo los siguientes alimentos, ayudará a que el estrés se aleje. Un desayuno rico en ácidos grasos omega 3 nos ayuda a tener energía, mantener el buen humor y evitar la depresión.

-Empezar el día con un zumo de naranja natural con una cucharada de levadura de cerveza, otra de germen de trigo y un poco de polen aumenta el aporte de vitaminas y minerales a nuestra dieta diaria y nos ayuda a recuperarnos de la fatiga física y mental. Tomar un desayuno con avena, nos ayuda a relajarnos y además nos aporta proteínas, hierro, calcio y silicio.

-Aumenta la ingesta de vitamina B, especialmente la vitamina B12, podemos encontrarlas en la carne magra, el pescado, marisco o huevo. El estrés agota la reserva de estas vitaminas y ralentiza nuestro sistema nervioso.

-El aguacate es rico en potasio y en vitamina B6, vitamina que tonifica los nervios.

-Convierte al plátano y a la manzana en tus mejores amigos. El plátano es rico en potasio y triptófano, aumenta los niveles de serotonina, mientras que el simple hecho de morder una manzana ayuda a liberar la tensión de las mandíbulas.

-Date un capricho y toma chocolate, una onza de chocolate negro de más del 75% de pureza controla la tensión arterial y ayuda a evitar que caigamos en otros dulces.

-Si eres de los apasionados del marisco aprovecha, este tipo de alimento es rico en zinc, mineral antioxidante que se agota en situaciones de estrés.

Consejos mientras estés en casa


-Si sueles llegar tarde, aparte de crear una mala impresión de ti mismo, empezarás el día con estrés y mal humor. Por eso, deja preparada la ropa, la mochila del gimnasio e incluso el desayuno la noche anterior.

-Nada más despertar realiza 5 minutos de respiración, te ayudara a relajarte, además puedes mejorar tu estado de ánimo con aceites esenciales de aromaterapia. Menta para tener más energía, lavanda para relajarte… ¡las posibilidades son inmensas!

-Si tu horario te lo permite, empieza el día haciendo deporte, te activará para el día que te espera además de desconectar y recargar pilas.

Consejos para cuando estés en el trabajo


-Haz una lista con todo lo que tienes que hacer ese día y su nivel de importancia. Priorizar te ayudara a ganar en tiempo y en eficacia. No te desanimes si la lista es muy larga, piensa en lo bien que te sentirás si lo consigues.

-Aprende a respirar correctamente, te ayudará a relajarte.

-Controla tu postura. Además de sentarte correctamente y de realizar ejercicios para relajar la postura, cada vez más personas recomiendan sustituir las sillas del trabajo por fitballs que ayudan a mantener la espalda erguida y a ejercitar los músculos abdominales mientras trabajas.

-Haz una parada cada dos horas, estamos acostumbrados a la pausa del café o a comer tranquilamente, sin embargo en muchos países ya es obligatorio levantarse del ordenador cada dos horas. Hacer paradas de 5 minutos nos ayuda a despejarnos, cambiar de postura,,

Con tu pareja


-El poder de la palabra “nosotros”. Un estudio realizado en la universidad californiana de Berkley ha descubierto que las parejas que hablan de ellas mismas en plural son más eficaces a la hora de resolver los problemas y superar las crisis tanto de pareja como las de la vida cotidiana.

-Cuando estés estresado intenta relajarte y piensa que tu pareja no es el foco de tu ira. Piensa que si está contigo es porque te quiere y te cuida y por eso aguanta tus malos días. Del mismo modo que si es tu pareja quien está estresada es mejor que mantengas una actitud prudente y no saltes a la minina ocasión.

-Dedica tiempo a tu pareja. Ir de paseo por vuestra ciudad, a cenar en vuestro restaurante favorito o hacer una cena especial en casa, ver una película, ir de compras, hacer deporte… Las posibilidades son tan grandes como tu imaginación. Compartir tiempo de relax en pareja ayuda a mantener una relación equilibrada y sana.

-Intenta mejorar tu vida sexual, es normal que estés cansado y que a veces no tengas ganas, pero…dicen que en las épocas de crisis es cuando menos divorcios hay y nacen más niños, y es que el sexo es gratis.
Mimos, mimos y más mimos. A todos nos gusta sentirnos queridos, si tratas bien a tu pareja y le das pequeños caprichitos no sólo mejorará su humor (¡e incluso el tuyo!) sino que mejorará vuestra relación.

Por la noche


-Antes hemos hablado de lo importante que es empezar bien el día, pero es igual de importante acabarlo de la misma manera.

-No te lleves el trabajo a casa, es la mejor manera de relajarte y de desconectar de tu vida laboral. Convierte tu casa en tu rincón propio de paz y tranquilidad y separa tu “yo laboral” de tu “yo casero”.

-Pasea con tu familia, con tu perro, sal a correr, disfruta de una buena película o buen libro… Dedica tiempo a las actividades que mejoren tu estado de ánimo y que te hagan disfrutar.

-No te lleves el ordenador a la cama, te impedirá desconectar y te hará pensar en el trabajo cuando estés intentando dormir.

-Si notas los ojos cansados o doloridos prueba con la acupresión, ¡funciona!

-Haz el muerto. La posición del cadáver es el mejor método de desconexión que existe. Túmbate en la cama de espaldas con las piernas ligeramente separadas y los pies hacia fuera. Coloca los brazos con las palmas hacia arriba muy separados del cuerpo para liberar los hombros. La cara deberá estar paralela al suelo (pon un cojín debajo si lo necesitas). Cierra los ojos y evita cualquier expresión facial. Relaja la boca y sienta la parte frontal del cerebro en calma. Busca en tu interior, hacia abajo, en el corazón y analiza tu respiración.

-Aspira y espira con lentitud y regularidad. Mantén esta posición durante 10 minutos.

Por último te proponemos los siguientes remedios naturales:
-Ejercicios de conexión cerebral. Recupera la concentración trabajando la lateralidad para conseguir conectar los dos hemisferios cerebrales, el creativo y el lógico con estos ejercicios:

De pie, alza el brazo derecho y la pierna izquierda y tócate la rodilla izquierda con la mano derecha.
Avanza con el brazo derecho como si fueras a correr mientras das un paso atrás con la pierna izquierda, cambia de lado y avanza con el brazo izquierdo mientras retrocedes un paso con la pierna derecha.
Abre las piernas con un salto mientras cierras los brazos por encima de la cabeza y coordina el movimiento contrario cerrando piernas y abriendo brazos.
Rota el hombro derecho con movimientos circulares hacia delante mientras rotas el hombro izquierdo con movimientos circulares hacia atrás, y luego cambia el sentido.
-Shiatsu a medida y baño antifatiga de sal y aceites esenciales.

Ahora ya no tienes excusa, frunce menos tu cara y ríe más. Di adiós al estrés presente en tu vida.

Redacción Tulesión.com

Fuente:
Sportlife
Reduce el estrés

Productos más vendidos en nuestra tienda

31,00€
   
Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales