Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Lesiones musculares y articulares

¿Sientes de repente un dolor o una molestia? Encuentra información sobre los síntomas y causas de lesiones más comunes. También sabrás cómo prevenir y tratar cada lesión.

Tortícolis Muscular Congénita

Los recién nacidos pueden sufrir un trastorno similar a la tortícolis de los adultos, producido por una mala posición del feto o complicaciones en el parto.

¿Qué es la Tortícolis Muscular Congénita?
La Tortícolis Muscular Congénita, también conocida como tortícolis infantil o fibromatosis, es una lesión que afecta a los bebés y niños en edad temprana. El músculo esternocleidomastoideo se acorta forzando al cuello a permanecer flexionado hacia un lado.
Es una lesión que se detecta fácilmente después del nacimiento.


¿Cuáles son las causas de la Tortícolis Muscular Congénita?
La causa más común de la Tortícolis congénita es un parto complicado, sobre todo si el recién nacido es grande o nace de nalgas. En otras ocasiones puede producirse por un defecto en el desarrollo del músculo esternocleidomastoideo o una mala posición del feto en el útero.

¿Cuáles son los síntomas de la Tortícolis Muscular Congénita?
El síntoma principal de la tortícolis muscular congénita es la flexión de la cabeza del niño hacia un lado. La oreja del lado afectado se acerca al hombro y la barbilla enfoca al lado opuesto.
La cara del niño puede deformarse aplanándose debido a la posición que tiene el niño afectado al dormir.Otro síntoma de la tortícolis congénita es la contracción del músculo esternocleidomastoideo que se endurece y la pérdida en consecuencia de movilidad.

Para detectar la tortícolis congénita es necesario realizar un examen físico al bebé adem´ças de radiografías y ecografías. Un 20% de los niños con tortícolis congénita sufren también de luxación congénita de cadera.

Tratamiento para la Tortícolis Muscular Congénita
El tratamiento para la tortícolis congénita debe ir enfocado a recuperar la movilidad de la cabeza del bebé para evitar asimetría en el cuello y la cara. El tratamiento consistirá en ejercicios de estiramiento y corrección postural.

Es posible que en casos más complejos de tortícolis congénita o cuando no se detecta a tiempo sea necesario recurrir a la cirugía.

Tortícolis muscular congénita

Productos más vendidos en nuestra tienda de Cervical

   

Centros Especializados en Tortícolis Muscular Congénita

Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales