Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Lesiones musculares y articulares

¿Sientes de repente un dolor o una molestia? Encuentra información sobre los síntomas y causas de lesiones más comunes. También sabrás cómo prevenir y tratar cada lesión.

Síndrome del piramidal, lesión de piramidal o piriforme

El síndrome del piramidal es fácil de confundir con la ciática ya que la contractura del músculo oprime el nervio ocasionando dolor.

¿Qué es una contractura muscular?
La contractura muscular es la lesión ocasionada por la contracción involuntaria del músculo. Pese a que puede darse en todo el cuerpo es más común en la espalda, el cuello y las piernas.

¿Qué es el síndrome del piramidal o piriforme?
El síndrome del piramidal es una lesión que afecta al músculo piramidal. Este músculo piramidal o piriforme es el conjunto de fibras musculares de la pelvis que se extienden desde la cara anterior y externa del sacro, pasando por debajo del glúteo mayor, hasta el trocánter mayor del fémur.

Cuando este músculo piramidal o piriforme sufre una contractura o espasmo y afecta al nervio ciático que pasa justo por debajo de él, es lo que se denomina 'atrapamiento del piramidal' o 'falsa ciática.'


¿Cuáles son las causas del síndrome del piramidal?
El síndrome del Piramidal es causado predominantemente por una contractura muscular del piramidal. Son muchas las causas del síndrome y podemos agruparlas en tres categorías:

1. Sobrecarga: Se ocasiona sobre todo al realizar malos entrenamientos o no calentar previamente. Es común asociar el síndrome de piramidal a atletas que practican deportes de carrera. Hay factores que pueden repercutir en la aparición de la lesión del piramidal o síndrome piriforme:
- Realizar ejercicio en superficies duras o con terreno desigual.
- Aumentar la intensidad o no comenzar el ejercicio de forma progresiva.
- Uso de calzado inadecuado.
- Realizar ejercicio sin calentar previamente.
- Mantenernos sentados durante un largo periodo de tiempo.
- Insuficiencias biomecánicas: El síndrome piramidal puede ser causado por alteraciones en la marcha, mala pisada al andar o correr o tomar malas posturas a la hora de sentarse. Los problemas espinales y estenosis espinal pueden convertirse en causa del síndrome piramidal.


2. Traumatismos: Otra de las causas que ocasiona el síndrome del piramidal es el traumatismo ocasionado por caídas y fuertes golpes en el glúteo. En estos casos el músculo piriforme se inflama, comprimiendo el nervio ciático.

3. Anomalías y enfermedades: La artroplastia de cadera, la mióstesis, las anomalías anatómicas y la hipertrofia muscular son algunas de las causas que pueden incidir en la aparición del síndrome de piramidal.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de piriforme o piramidal?
El síntoma del síndrome de piriforme es similar al de la ciática, de ahí que encontremos dificultades a la hora de diagnosticarla. Los síntomas principales son el entumecimiento, el dolor y el hormigueo. En caso de traumatismos puede presentarse hematoma por el golpe que desaparecerá sin repercutir en el desarrollo de la lesión.


Síndrome piramidal o falsa ciática- dolor de cadera y pelvis

Productos más vendidos en nuestra tienda de Faja Sacrolumbar

  

Tratamientos Relacionados con Síndrome del piramidal, lesión de piramidal o piriforme

Noticias Relacionadas con Síndrome del piramidal, lesión de piramidal o piriforme

Última actualización: 24/07/2014
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales