Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Lesiones musculares y articulares

¿Sientes de repente un dolor o una molestia? Encuentra información sobre los síntomas y causas de lesiones más comunes. También sabrás cómo prevenir y tratar cada lesión.

Síndrome del Túnel Tarsiano

En el examen médico, un signo claro de padecer este síndrome es el dolor y calambre provocado al golpear con el dedo en el nervio

¿Qué es el Túnel Tarsiano?
El túnel del Tarso es un canal fibroso que cruza junto a los huesos del tobillo hacia el pie. Está cubierto por un ligamento grueso (flexor retinaculum) que protege las estructuras formadas por las arterias, venas, tendones y nervios del túnel. El nervio tibial forma parte de esta estructura y es el responsable del síndrome del túnel tarsiano cuando queda oprimido.

¿Qué es el síndrome del Túnel Tarsiano?
El Síndrome del Túnel Tarsiano es el pinzamiento del nervio tibial posterior en su paso por el tobillo. Es una lesión similar al túnel carpiano de la muñeca, ya que ambos se producen por la compresión del nervio en un espacio limitado debido a un engrosamiento o a la inflamación del túnel. .

¿Cuáles son las causas del Síndrome del Túnel Tarsiano?
Entre las causas que producen la compresión del nervio tibial posterior en este espacio del tobillo encontramos traumatismos, alteraciones anatómicas del tobillo o del pie, movimientos repetitivos y calzado inadecuado. También es posible que un tumor en la zona lo produzca, pero es menos frecuente.

Concretando las causas del Síndrome del Túnel Tarsiano más frecuentes:

- Sobrepeso y obesidad: Una persona cuyo peso ascienda de normopeso es más propensa a sufrir presión en el nervio tibial.
- Pies planos: El riesgo de sufrir la lesión del Síndrome del Túnel Tarsiano aumenta en personas con los pies planos ya que la inclinación del talón hace que se comprima más el nervio.
- Traumatismo, esguince y/o lesiones: Un esguince o lesión puede ocasionar inflamación en la zona y, por lo tanto, una comprensión del nervio.
- Dilatación de una de las estructuras: Una inflamación de tendón, ganglios inflamados, protuberancia ósea artrítica, quistes y otras dilataciones de la zona pueden ocasionar una presión del nervio tibial.
- Diabetes: Al producir hinchazón en los tobillos, puede comprimirse el nervio y ocasionar dolor.
- Artritis: Si la artritis produce inflamación puede presionar el nervio produciendo la lesión.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome del Túnel Tarsiano?
Generalmente los síntomas del síndrome tarsiano son percibidos en el tobillo y en la planta del pie. Entre los síntomas del síndrome del Túnel Tarsiano podemos destacar:

- Hormigueo en las zonas del talón, tobillo o pie
- Ardor en el talón, como una sensación de quemazón.
- Entumecimiento alrededor del tobillo.
- Dolor en la zona del tobillo, puede llegar a ser un dolor punzante.
- Dolor en la pierna.


Por norma general los síntomas se aprecian en el talón, pero en algunas personas los síntomas pueden no ser aislados y presentarse también extendidos al talón, al arco, a los dedos e incluso a la pantorrilla.

Si no tratamos a tiempo el síndrome del Túnel Tarsiano es posible que se genere un daño permanente en el nervio y, por tanto, el dolor se vuelva crónico.

Tratamiento del Síndrome del Túnel Tarsiano
El tratamiento normalmente indicado para el síndrome tarsiano será el no quirúrgico, y entre las opciones terapéuticas encontramos:

- Reposo. No apoyar el pie evita que empeore la lesión y se se acelere la recuperación.
- Hielo. Aplicar una bolsa de hielo en la zona del tobillo con una toalla fina entre el hielo y la piel. Usa el hielo durante 20 minutos y después espera como mínimo 40 minutos más antes de volver a aplicarlo .
- Medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINE), tales como el ibuprofeno, ayudan a reducir el dolor y la inflamación.
- Inmovilización. En ocasiones es necesario limitar el movimiento del pie mediante el uso de un dispositivo ortopédico o una férula para permitir que el nervio y el tejido del túnel carpiano se recuperen.
- Terapia física. Terapia de ultrasonido, electroestimulación, aplicación de magnetoterapia, ejercicios de movilización o estiramientos y otras formas de terapia física pueden ser indicadas para tratar los síntomas dolorosos.
- Infiltraciones. Las inyecciones de anestésicos locales proporcionan alivio de dolor y la inyección de corticoesteroides puede ser útil para el tratamiento de la inflamación.
- Dispositivos ortopédicos. Para ayudar a mantener el arco y limitar movimiento excesivo que pueda provocar la compresión del nervio, puede se indicado el uso de plantillas ortopédicas a medida.


¿Cuándo es necesaria la cirugía?

A veces, cuando el tratamiento conservador no resulta efectivo, la cirugía es la mejor opción para el tratamiento del síndrome del túnel tarsiano. El traumatólogo debe determinar si la cirugía es necesaria y entonces decidir qué técnica quirúrgica es la más adecuada para resolver el origen de la lesión.

Para más información pincha en el archivo adjunto:

Síndrome del túnel tarsiano- dolor de pie

Productos más vendidos en nuestra tienda de Rodilleras

   

Tratamientos Relacionados con Síndrome del Túnel Tarsiano

Noticias Relacionadas con Síndrome del Túnel Tarsiano

Última actualización: 11/08/2017
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales