Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Lesiones musculares y articulares

¿Sientes de repente un dolor o una molestia? Encuentra información sobre los síntomas y causas de lesiones más comunes. También sabrás cómo prevenir y tratar cada lesión.

Luxación de cadera en bebés

Cuando la cabeza femoral de la cadera no encaja correctamente se produce un trastorno que puede afectar a la forma de caminar del niño

¿Qué es la luxación de cadera en bebés?
La luxación de cadera en bebés es una afección consistente en una dislocación de la cadera, provocada por diversas razones como que la cabeza femoral no encaje de forma correcta o que el hueco donde debe encajar sea poco profundo y provoque que la cadera se disloque fácilmente.


¿Cuáles son las causas de la luxación de cadera en bebés?
Las causas de una luxación de cadera en un bebé son a veces desconocidas, aunque sí se aprecia mayor frecuencia de casos en niñas, en bebés que nacen de nalgas, en los que han tenido poco espacio en el útero, los que nacen tarde o los que tienen antecedentes familiares con este trastorno.


¿Cuáles son los síntomas de la luxación de cadera en bebés?
Los síntomas de una luxación de cadera en un recién nacido serán inapreciables, por lo que el médico deberá realizarle un examen especial de caderas consistente en abrir y flexionar sus piernas al nacer, a las seis semanas y a los ocho meses.

En otras ocasiones los niños nacen con las caderas aparentemente normales, pero comienzan a percibirse anormalidades, como por ejemplo la sensación de que una pierna sea más corta que la otra, que haya pliegues extra en la piel de uno de los muslos o que una cadera no se abra tanto como la otra.

Muy rara vez la luxación de cadera no se aprecia hasta que el niño comienza a caminar, es entonces cuando se podrá notar una cojera o el apoyo de uno de los pies sobre la punta de los dedos al andar.

Tratamiento de la luxación de cadera en bebés:
El tratamiento para una luxación de cadera detectada a temprana edad es sencillo, y consistirá únicamente en la colocación de una férula que asegure la correcta posición del fémur. En caso de que la luxación de cadera se detecte una vez el bebé ya empieza a caminar puede ser necesario inmovilizar con un yeso.

Sólo en casos en los que el médico lo considere, el tratamiento será quirúrgico y consistirá en la práctica de una incisión en la ingle para liberar algunos tendones. De forma ocasional se operará para la correcta colocación de la cadera del niño.

Luxación de cadera en bebés

Centros Especializados en Luxación de cadera en bebés

Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales