Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies

Lesiones musculares y articulares

¿Sientes de repente un dolor o una molestia? Encuentra información sobre los síntomas y causas de lesiones más comunes. También sabrás cómo prevenir y tratar cada lesión.

Espina Bífida, Columna hendida o Mielomeningocele

La Espina Bífida es una malformación congénita que afecta a más número de niños que la distrofia muscular, la esclerosis múltiple y la fibrosis quística juntas

¿Qué es la espina bífida?
La espina bífida es un defecto de nacimiento de la columna vertebral. Durante el primer mes de gestación el tubo neural no se cierra correctamente evitando que la médula espinal se desarrolle con normalidad.

La lesión es irreversible y permanente y puede llegar a provocar parálisis y pérdidas de sensibilidad, entre otras complicaciones. En los casos más severos la médula espinal puede sobresalir por la espalda, aunque esto ocurre en contadas ocasiones.

Tipos de espina bífida:
Hay tres tipos de espina bífida:
- Espina bífida oculta: Este tipo no produce síntomas. Hay un defecto en una o varias vértebras de la espina dorsal. la mayoría de pacientes no tienen mayor problema.
- Meningocele: Es el caso menos común de espina bífida. Se forma un quiste en las membranas que cubren la médula espinal. Puede ser extraído por cirugía.
- Mielomeningocele:Es el tipo más severo de espina bífida. El quiste atrapa las raíces nerviosas de la médula. En algunos casos no hay quiste sino que queda expuesta una parte de la médula espinal y los nervios. Es necesaria la cirugía para cerrar la espalda y evitar infecciones. Este tipo de espina bífida puede producir parálisis en las piernas y problemas para controlar el esfínter y los intestinos.

¿Cuál es la causa de la espina bífida?
La causa de la aparición de espina bífida es desconocida, aunque existen muchos factores tanto genéticos como ambientales que pueden influir como pueden ser:
- Ingesta insuficiente de ácido fólico antes y durante el embarazo
- Dieta pobre con carencia de vitaminas y minerales, por ejemplo en bebés nacidos en familias con bajo poder adquisitivo.
- Edad de la madre: La espina bífida es más común en madres adolescentes.

¿Cuáles son los síntomas de la espina bífida?
El síntoma más común de la espina bífida es una marca a lo largo de la espina dorsal, además de problemas de estreñimiento o incontinencia, pérdida de sensibilidad por la zona de la lesión o incapacidad de mover las piernas, pero varían dependiendo del grado de la enfermedad:

- Espina bífida oculta: los afectados no suelen tener ningún signo externo del trastorno.
- Meningocele: Los nervios no se dañan y pueden funcionar con relativa normalidad.
- Mielomeningocele o meningomielocele: es la forma más común, los niños que la padecen tienen alto riesgo de infecciones y adquieren cierto grado de parálisis en las extremidades inferiores, además de problemas de control en el intestino y esfínter.

Tratamiento de la espina bífida:
El tratamiento contra la espina bífida comienza en la prevención antes del embarazo con el aumento del consumo de ácido fólico.

El niño con espina bífida deberá ser intervenido quirúrgicamente por un cirujano ortopédico infantil. Con la cirugía se previenen traumas adversos de la médula e infecciones.

Los apoyos correctivos serán necesarios para desarrollar habilidades motoras a través del uso de muletas u otros aparatos ortopédicos, además de cuidados específicos sobre la piel, nutrición e incontinencia.

Espina bífida

Productos más vendidos en nuestra tienda de Fajas

   

Centros Especializados en Espina Bífida, Columna hendida o Mielomeningocele

Última actualización: 17/08/2018
Regístrate a nuestro Boletín
Mantente informado de lo último en salud y recuperación de lesiones
Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
Encuéntranos en Redes Sociales