Creado por Alexis D. Vicente

¿Cuándo utilizar una faja lumbar deportiva?

Son muchos los deportistas que deben abandonar antes de tiempo la práctica profesional de sus modalidades debido a problemas lumbares. Uno de los casos más conocido fue el de Zinedine Zidane que colgó las botas a los 33 años, antes de lo deseado por todos, y que en los últimos años en el Real Madrid los problemas de espalda le impidieron jugar más de un encuentro importante. Pero no es el único, Patxi Ruíz, jugador de pelota vasca vivió un auténtico calvario con problemas de hernia discal y jugó muchos partidos con faja lumbar hasta que a principios de año tuvo que anunciar su retirada. Llevaba sufriendo con la espalda desde 2009. En los ‘pelotaris’ (jugadores de pelota) las lumbalgias son muy habituales y una de las causas por las que se aplazan o suspenden partidos en los campeonatos más importantes.

 

Faja lumbar de neopreno Vulkan

Faja lumbar de neopreno Vulkan. Ver más en la tienda de tulesión.com

En el deporte profesional muchos asumen que la lumbalgia es un gaje del oficio por el que han de ser tratados cada cierto tiempo. No obstante, la prevención juega un papel importante en estos casos ya que permite mejorar el rendimiento. Para ello, además del ejercicio físico, es importante el uso de fajas que aportan sujeción y soporte en la zona lumbar y abdominal a la vez que retiene el calor. Volviendo al caso de Patxi Ruíz y Zidane en las jornadas de frío llevaban una faja de neopreno que les protegía la zona lumbar.

 

Sea para cuidar una lesión en los abdominales o las lumbares, o sea para evitarla, el medio de sujeción y corrección es la faja. Éstas pueden ser, atendiendo a su mayor o menor rigidez, rígidas, semirrígidas o flexibles. Las primeras se usan para proteger o corregir lesiones graves; las segundas, en caso de hernias  contracturas musculares; por último, las flexibles supone un soporte para las zonas blandas del abdomen y los músculos de la zona lumbar, estabilizando las zonas blandas de estas áreas. De este modo, se pueden evitar las lesiones típicas por el sobreesfuerzo o por los movimientos bruscos de uno u otro grupo de músculos.

 

Deportistas como lanzadores de peso, de jabalina y levantadores de piedras también son usuarios habituales de fajas por seguridad. En estas modalidades someten a la zona lumbar a un fuerte estrés y movimientos muy bruscos, de modo que se protegen con ellas.

 

Son muchos los beneficios que se pueden obtener al utilizar un soporte lumbar. Limitan la flexión pélvica para restaurar el alineamiento de la columna. Mantienen una carga compresiva. Estimulan el hábito al uso de técnicas adecuadas para el levantamiento de pesos. Y proporcionan un firme apoyo al área lumbar baja ante el esfuerzo de cargas.

 

Se trata en todo caso de un elemento de seguridad que es, a la vez, tan cómodo que apenas se siente su presencia y que nos permite ganar en seguridad y tranquilidad a la hora de practicar una modalidad deportiva en la que la zona lumbar esté muy expuesta.